Consultas

Protecciones eléctricas

Las “protecciones eléctricas” son fundamentales para el cuidado de las instalaciones industriales. No sólo son capaces de dar aviso ante las primeras señales, sino que previenen sobre la necesidad de afectar a todo el sistema de una vez. A continuación, le brindamos información sobre su funcionamiento.

¿De qué se trata?

Las protecciones eléctricas abarcan dispositivos de diferentes clases - desde un fusible hasta sofisticados equipos micro procesados - destinados a controlar los parámetros eléctricos de un sistema, como la corriente, la tensión, la frecuencia, la temperatura, etc. El dispositivo opera cuando estos parámetros adquieren valores fuera de lo previsto. Tienen tres funciones básicas:

  • Detectar la falla y operar rápidamente, con el fin de evitar daños a otros equipos y/o instalaciones.
  • Sacar de servicio sólo el circuito afectado, sin afectar el resto del sistema.
  • Orientar al personal de mantenimiento, proveyendo información sobre la ubicación y el tipo de falla
Cuidados sobre todo el sistema

Cuando ocurre una falla en un circuito eléctrico, se ponen en juego altas corrientes en el resto de las instalaciones. Por este motivo, las protecciones de una instalación eléctrica no se pueden evaluar en forma individual, sino que integran un conjunto que debe estar diseñado y coordinado apropiadamente, teniendo en cuenta la totalidad del sistema.  La correcta elección del equipamiento de protecciones, que sea apropiado para un determinado sistema, es fundamental. Esta elección depende de varias acciones importantes:

  • Conocimiento del sistema eléctrico y capacidad para evaluar su performance.
  • Adecuada especificación técnica, gestión de compra y ensayos.
  • Elección de sus parámetros de configuración acordes a las variables del sistema ante una falla (corrientes, tensiones, frecuencia, etc.)
  • Correcto mantenimiento, monitoreo y supervisión.

Estas acciones asegurarán, además, la detección de la falla y una operación selectiva del sistema, evitando oportunamente cortes innecesarios y facilitando al mismo tiempo una rápida ubicación del elemento fallado.  Para esto, es necesario que la Empresa Distribuidora esté informada de las protecciones internas que posee cada Cliente, adecuando de este modo el sistema a las necesidades de cada uno de ellos y a las características de la red eléctrica en general

Una labor minuciosa

La selección de los elementos de protección eléctrica debe realizarse cuidadosamente, teniendo en cuenta su coherencia con el sistema que van a proteger. Por otra parte, es de igual importancia lograr que todos los elementos estén bien coordinados entre sí. Lograr estas características en su instalación tiene importantes beneficios:

  • Evita riesgos de electrocución. Una correcta selección del equipamiento de protección, junto con un adecuado sistema de puesta a tierra de las instalaciones, permite cumplir con las reglamentaciones vigentes en lo que respecta a tensiones de contacto y de paso.
  • Previene incendios de origen eléctrico. La mayoría de los incendios de origen eléctrico se debe a una inadecuada selección del equipamiento de protección, evitando que la falla sea detectada y permitiendo entonces la liberación de niveles de energía inadecuados para las instalaciones.

Evita cortes innecesarios. Un correcto análisis y ajuste del sistema de protecciones logra poner en acción únicamente la protección más cercana al punto de falla, evitando sacar de servicio otras instalaciones y las consecuentes demoras en la reenergización